ZIMARREÓN (2) – Pasión e hielo – Muerte virtual y resurrección erótica / Gocho Versolari, poeta

Entre los humanos, la presencia del pueblo «Pack», también conocido como «La gente de los pájaros» duró exactamente tres años. En ese tiempo, los nuevos seres que habían ingresado al mundo a través de los sueños de los hombres, despertaron fervorosas adhesiones y furibundos rechazos.

La causa principal del entusiasmo y el odio se debía a sus costumbres sexuales. Las mismas no habían sido influenciadas por ninguna forma de represión y la libido del pueblo «Pack» se relacionaba de modo directo con el desarrollo espiritual de sus miembros. En otras palabras: una persona se consideraba digna de serlo en la medida en que identificaba sus tendencias sexuales, que encontraba la forma de satisfacerlas plenamente y podía reconocer el cambio de las mismas con el paso del tiempo.
La postura que resultaba más chocante era lo que llamaban «necrofilia ritual» (que fuera explicada a través de ciertos términos como «Trohélido» o «Tro hen hen»). Al parecer, en épocas muy remotas, se conocía el arte de regresar los muertos a la vida a través de mantener cierta relación ceremonial y sexual con los cadáveres.
En un principio, los pensadores «Pack» hablaron libremente sobre el tema. En su sociedad, la necrofilia no estaba proscripta, sino sometida a una serie de reglas. Al ver la oposición que despertaba el tema entre los humanos, se decidió recurrir a otro concepto, el de «Zimarreón» para presentar la tendencia de modo más comprensible .
Zimarreón es una ley que podría resumirse así: «En una relación a toda efusión de erotismo ardiente, le sigue un repliegue de indiferencia helada». Esto explicaría, según el pueblo «Pack» el fracaso de la relación monogámica y de la familia nuclear entre los humanos. Por ejemplo escuchaban con mucho asombro la fórmula del matrimonio en el cristianismo, cuyo ritual culminaba con la frase » hasta que la muerte los separe». Según palabras de uno de los pensadores «Pack» «antes que la muerte, los amantes serán separados por el Zimarreón».
Para evitarlo, el pueblo «Pack» introducía en cualquier pareja, monogámica o no , el Zimarreón en su acepción de ritual por el cual uno de los miembros de la pareja entraba en una muerte virtual. A tal fin se le brindaba una decocción de yerbas que lo hacían caer durante tres días en un estado de sueño profundo . En los mismos, el otro miembro mantenía relaciones con el cuerpo inerte. Durante ese tiempo, debía procurar conservar el calor y la circulación de la sangre, hasta que llegaba el momento de despertar. El mismo era celebrado por todo el pueblo y se consideraba que los amantes habían vencido a la muerte. Realizaban una costosa fiesta y la pareja celebraba con lo que sería para nosotros una «luna de miel». De este modo, el nuevo matrimonio iniciaba otro período ardiente de Zimarreón y debía ser renovado cuando la pasión se transformara en hielo.

come_back_by_tristin_vitriol_daec9so-fullview

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.