TAQKEMUS (2) – Revolución sexual personal / Gocho Versolari, poeta.

 

En una entrega anterior se explicó en forma teórica el sentido del vocablo, que consiste en la destrucción súbita de las ideas preconcebidas o ideales regulatorios especialmente en la sexualidad.

Cuando el pueblo «Pack» tomó contacto con la humanidad, los principales rechazos provinieron de sus costumbres eróticas. Al principio se vio con simpatía la tolerancia hacia todas las orientaciones, pero cuando promovieron en forma de proclamas una absoluta libertad sexual como tendencia natural común a todos los seres que pueblan el universo, se elevaron voces en contra de esta postura.
El enfrentamiento con aquellas instituciones que se sentían encargadas de administrar la libido de los humanos, se acentuó cuando el pueblo «Pack» desarrolló diferentes técnicas para lograr que una persona encuentre su Quid (así llamaban a la propia sexualidad de cada uno, incluidas aquellas parafilias que no eran socialmente aceptadas)
Muchos humanos formados en la cultura occidental, se interesaron en la cultura «Pack». Lo primero que se les ofrecía era la práctica del Taqkemus. Consistía en una destrucción lisa y llana de todas las nociones y tendencias sexuales que la persona consideraba como propias.
Desprovisto de ropas, el hombre o la mujer era colocado en un lecho donde se lo sometía a una suerte de hipnosis, acompañada del consumo de ciertas bebidas misteriosas. Según relatan quienes realizaran la experiencia, en cierto momento del proceso tenían visiones; en ellas los ideales regulatorios se presentaban como sitios amurallados, como verdaderos túmulos que explotaban súbitamente con un ruido tremendo.

El resultado era diverso y dependía de la rigidez de las ideas preconcebidas de las personas sobre el sexo. Casi siempre el sujeto manifestaba una sensación de caída, de vértigo, de desorientación generalizada. Esto podía durar hasta tres días. Era entonces cuando emergían las corrientes auténticas de la sexualidad y la verdadera orientación sexual se manifestaba al sujeto.
Las quejas de familiares y amigos apuntaban a un supuesto «lavado de cerebro». Era frecuente, por ejemplo, que algunas personas que estaban comprometidas para casarse, suspendieran su noviazgo y se volcaran a la homosexualidad.
Se desató una gran discusión. Algunos jueces, luego de examinar la evidencia y de interrogar a las presuntas víctimas, establecieron que las mismas actuaban libremente y en pleno uso de sus facultades mentales; que los cambios registrados eran fruto del ejercicio de «un sano libre albedrío».
Muchos juicios quedaron pendientes y la aplicación del Taqkemus como una suerte de revolución sexual personal terminó al producirse la «Gran Evaporación» en la que el pueblo «Pack» desapareción de un día para el otro sin dejar rastros.

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.