El orgasmo de la luz / Gocho Versolari, poeta

Hundido en la arena morada,
avanzo
primero lentamente
luego con más fuerza. Me guía
el instinto el impulso
con un trasfondo rojo
con un sabor
serenamente dulce.
Febriles,
mis fuerzas miden
la resistencia de los granos,
la tesitura del dolor.
Esta oscuridad
no es otra cosa
que la matriz del sol.
Cuando él asome
caerás súbitamente entre mis brazos
con una desnudez preparada en milenios,
en tiempos destripados,
en este dolor que cesa bruscamente
y se convierte en cadáver,
en piel que se disuelve
al ser bañada por el ácido del tiempo.
Tu calor, tu sexo ardiente,
es lo único que se mantiene tras la muerte
Tu piel blanca, tu olor a madrugadas
guardan los horizontes que se abren
y el sol
el sol
que responde a mi grito
que calcina mi carne, que me eleva
en las columnas
de este orgasmo de la luz.

beautiful_art_colourised__original_by_fox2006__by_mpl1947-dapzyaf

 

 

red_angel_by_morose_ave_ddje3es-fullview

 

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.