THOBINNOVPRI (*): El resplandor de la mañana diseña con cuidado tu desnudez / Gocho Versolari, poeta.

(*) Thobinnovpri

1) Traducción literal El término puede traducirse como un apócope de «Andrógino primordial» precedido por la raíz Thob que hace referencia a que el sentido de la palabra es la sexualidad.
2) En su primera acepción, la palabra hace referencia a un mito que debía leerse en voz alta por toda la comunidad cuando, según las consideraciones astrológicas, nacía una niña que al crecer tendría tendecias bisexuales. La hembra primordial a la que hace referencia el mito es en realidad es un andrógino con los dos sexos, sólo que el masculino permanece oculto: la femineidad constituye la sexualidad primordial y la mujer tiene la capacidad de manifestar u ocultar la sexualidad del hombre.

MITO DE LA HEMBRA PRIMORDIAL

Se encuentra simultáneamente en la salida de todas las aldeas.

Arrodillada, desnuda, permanece en la misma postura y sin cubrirse durante todo el año, bajo el frío o el ardiente calor del verano. Más grande que una mujer normal, el pueblo ve tan sólo su parte trasera: pies, piernas, nalgas, la espalda y la cabellera negra que se agita con el viento. Las plantas de los pies se muestran muy blancas, a pesar de que la piel de la mujer es oscura como la noche. Entre las nalgas redondeadas, se observa el ano y la vulva; en todo momento la hembra agita levemente las caderas y abre y cierra los labios de la vagina, reclamando sexo. El flujo es constante: grueso, brillante; refulge con la luz del sol y los rayos de la luna.

La parte frontal de la hembra, rostro y pecho, permanecen volcados a un abismo. Observa siempre el firmamento, la inmensidad, a veces el mar, a veces las montañas lejanas. Son muy pocos los que están calificados para verla, para contemplarla a los ojos, besar los labios de la mujer, beber de su saliva y aspirar el aliento.
Por lo demás, hay libertad para que hombres o mujeres se unan a la hembra. La mayoría de los machos eligen la vulva para penetrar a la enorme mujer. Estos engendrarán hijos, y permanecerán felices en sus numerosas familias. Dejarán de lado su propia transformación interior esperando que la cumplan los descendientes, las generaciones por venir. Alegría de la familia y de la descendencia por un lado; mediocridad; absorción en los problemas cotidianos por el otro.

Otros hombres eligen el ano para penetrar a la hembra. Las nalgas son prominentes y seductoras. La piel es suave, y seduce al hombre. Entre ellos estarán aquellos que luego se deciden por los glúteos por la penetración anal, ya sea que elijan sus parejas a hombres o mujeres. Alternarán la dominación y la sumisión. Surgirá para ellos la posibilidad del sexo   separado de la procreación; una de las variantes para que la energía no se vuelque tan sólo en los hijos y retorne al propio ser. Entre quienes elijan el ano, habrá quienes ejerzan un poder a veces brutal y llegarán a ser líderes temidos y odiados.

Un grupo encuentra placer en los pies de la mujer. Los pies simbolizan en la hembra todas aquellas tendencias que no apuntan a la procreación ni al afán de poder. Es el sexo emancipado de un objetivo ulterior. Quien domina el arte de esta sexualidad, podrá utilizarlo para conocer a fondo las leyes ocultas de la realidad.
En cuanto a las mujeres de la comunidad, al tratar de seducir adoptan la postura de la hembra: arrodilladas, exhiben ano, vulva y pies a sus hombres. También la mujer puede vincularse a la hembra amándola y uniéndose a ella. También puede convertirse en hombre y tener relaciones con la hembra primordial. De hacerlo, podrá unirse indisolublemente a la enorme mujer y regresar transformadas.
Acerca del rostro y los senos de la hembra, hay una leyenda que cuentan los ancianos: aquel que pasa por la vulva, el ano y los pies de la hembra; aquel que siendo hombre o mujer tenga como objetivo ponerse en el propio lugar de la mujer arrodillada, será el único capaz de ver su rostro cuando se haya unido con ella, y cuando se convierta en ella; cuando realice en sí mismo el sagrado andrógino. El rostro de la hembra no se puede ver porque está al borde del abismo, pero al cumplir los requisitos, la persona, hombre o mujer, será capaz de elevarse de estar por encima y observarla a los ojos.  La vida de aquel que haya sido capaz de tal hazaña cambiará para siempre. Tendrá una comprensión profunda de todos los procesos, la secuencia se cambiará por la simultaneidad y de un modo u otro, habrá cumplido la misión en esta existencia.
Mientras escribo estas líneas, la hembra primordial sigue arrodillada, inmóvil. Ya no se encuentra en las entradas de las aldeas. Sólo unos pocos elegidos en las grandes ciudades sabrán hallar sus blancos pies, las seductoras nalgas; esa vulva cuyos jugos siguen reverberando en los amaneceres.
Ella espera que la descubran. Que la atraviesen como una puerta para descubrir la realidad.
3) Thobinnovpri se llama asimismo a un cierto tipo de chamanes que, partiendo de la base que los pies son el principal órgano del ser humano, elaboran una cultura basada en los mismos. Antes que nada se considera que en ellos se encuentra toda la representación del universo (algo similar a lo que ocurre en oriente con las plantas del Buda) y quien llegue a manejar los principios de su complicada lectura, podrá edificar las pautas esenciales de la vida en una comunidad.

 

El resplandor de la mañana diseña con cuidado tu desnudez

 

brenna_by_danwarner_d58wwos-fullview

 

En los atardeceres de primavera
el resplandor de la mañana
diseña con cuidado
tu desnudez.

Subo a la colina
y entre las brumas del ayuno,
espero que bajes,
que holles las nubes,
que apoyes tus plantas en mi regazo
mientras bandadas de cormoranes
suavizan tu piel
y devuelven a tu cuerpo las medidas humanas
para que podamos amarnos
cuando la luna se transforme en niño.

En los atardeceres del otoño,
los último que veo son tus plantas
devoradas por las nubes brillantes.
Tus caricias,
el penetrarte, los gemidos
seguirán gravitando
en la brisa helada del amanecer.

En el invierno,
emanarás de los fogones
y buscarás mi lecho
para calentar la noche
y despedir los pájaros que parten de mi sexo
hacia la eternidad.

brenna_by_danwarner_d5b25ec-fullview.jpg

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.