MIZUDONTI (*) La música que llega de tu desnudez

(*) Mizudonti

1) Este nombre designa a toda música que llega del agua. En épocas remotas, al producirse la evaporación en un embalse o en un río con corriente lenta, el vapor se transformaba en sonidos. Había quienes sabían interpretarlo, ya que la voz del río que tenía mensajes importantes para la comunidad que vivía de él. Lo mismo ocurría con el mar en tardes soleadas: los pescadores se detenían en zonas libres de oleaje intenso para escuchar la música del océano, mucho más potente y enérgica que la del río.

2) Mizudonti se refiere también a la música que emite un cuerpo en el momento del orgasmo. Teniendo en cuenta que somos básicamente agua, la misma se convierte en notas si conocemos el secreto de profundizar nuestro éxtasis. En una relación de pareja, ya sea hetero u homosexual, la música es siempre emitida por el miembro que juega un papel femenino. El otro integrante de la pareja tendrá la capacidad de interpretar esos sonidos armoniosos y cristalinos que parecen llegar del bajo vientre de su compñero/a y dicha interpretación servirá para la vida de ambos.

3) Mizudonti se refiere también a la capacidad chamánica que consiste en escuchar en el interior la música que anima a la criatura con la que se enfrenta. Puede tratarse de otra persona, animal u objeto. Si bien todo chamán tiene esta capacidad, hay algunos que pueden reconocer la desarmonía en el canto que perciben y al devolverlo modificado, producen la mejoría inmediata de aquel ser que tienen enfrente. En las profundidades de las junglas de América del sur, se forman estos chamanes. El objetivo es conformar un ejército capaz de establecer la desarmonía del planeta: la tierra, el clima, los líderes mundiales, y puedan entonar las tonalidades correctas en un canto universal. Si logran hacerlo, con esto solo la realidad actual podría modificarse por completo y pasaríamos de un estado de enfermedad a otro de luminosa salud.

 

La música que llega de tu desnudez

d25vfsb-492a9f38-b6e6-4c30-86ab-7a4a5495e429.jpg

En medio de un sexo brutal y luminoso,
cantó tu cuerpo y el orgasmo
se prolongó en la tarde,
en la noche,
en la alborada.

Tu mirada extraviada en el orgasmo
se transformó en sonidos
lentos,
celestes,
cargados de bandadas
mientras cerrabas mi mano en tu cuello
y manadas de espasmos recorrían tu útero.

Entonces llenamos de guirnaldas
las avenidas del orgasmo.
Entonces nos trepamos a la noche
para oler el corazón de los mares
mientras los cuerpos se agitaban en el lecho.

La música se ralentiza
y recorre mi sangre.
Somos eternos, susurro
en tus oídos casi desmayados.
La música
llena de buitres los vahos de la noche,
y se convierte en animal sedoso
que porta en su silente lomo
el corazón del sol.

 

untitled_by_vitaly_sokol-daqb8f0.jpg

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.