Tu desnudez cargada de Trohélido (*)

Al penetrarte tus pies brillaron
los vi muy cerca de mi rostro;
y al besar tus dedos
colgajos de luz pendieron de mis labios.

Luego bebí tu resplandor
concentrado en mi sexo,
trepando la cordillera
de mi plexo solar.
Y desató en mi sangre
bandadas de aves resurrectas
y tropeles de arañas
albas,
encandilantes
en mis entrañas

En el orgasmo fuiste mi bandera
y flameaste encima de mis monolitos.

En el orgasmo
te elevaste en las tardes y en las noches
y me mostraste el sexo de los mundos
que nos habitan cuando la luna
se convierte en una joven desmayada
que suelta y estalla buitres luminosos
en nuestra piel.

ivory_flame_15_by_psm0114-d50teuc

GOCHO VERSOLARI

(*) Trohélido

1) Se dice trohélido a una luz que surge de pronto cuando el vacío rodea al buscador. La luz tiene entonces la capacidad de calificar y establecer los parámetros del espacio y el tiempo. El primero porque la luz monopoliza toda dirección. El segundo se establece por los vaivenes de la luz. El sentido de este significado apunta no sólo a un vacío metafísico, sino a cualquier situación de tinieblas que cesa de pronto.

2) Trohélido es también una práctica sexual que consiste en efectuar cuatrocientas veinte penetraciones a un ritmo de 10 / 3 referido a la velocidad de las mismas. A diferencia de lo que parece, no es necesario efectuar cálculos mientras se tiene sexo sino dejarse llevar por una intuición clarificada por la disciplina que acompaña al tiempo anterior al vínculo. Es necesario aclarar que   la relación que puede ser homo o heterosexual. Si se cumple lo establecido, se llama Trohélido stricto sensu a la luz que acompaña a los miembros de la pareja desde el interior. Se inicia por los pies y va subiendo hasta salir por la coronilla. El orgasmo al que se llega en estas condiciones, además de un profundo placer es una fuente de conocimiento cósmico, de a-percepción de realidades que no pueden obtenerse por los sentidos o por el razonamiento.

3) En su tercera acepción, se llama Trohélido a la unión sexual que mantiene el chamán con la luz. La misma es andrógina, por lo que el hombre sabio al unirse a ella debe cambiar una y otra vez su sexualidad física y aprender las sutilezas del erotismo que conlleva. La luz como pareja es capaz de desarrollar los sentidos interiores.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.