Mizurio (*) El agua acaricia nuestra desnudez

En la luna llena
el espíritu del agua circundó nuestros sexos,
en invadió nuestras mentes,
nuestros cielos.

Bastaba
una partícula de transpiración,
una diminuta lágrima;
Bastaban los jugos del cuerpo
buscando cauces y corrientes
para que el sexo se precipitara desde las cumbres
y nos despellejáramos
en el afán de poseernos.

Tuviste un orgasmo
con el añoso sicomoro del jardín vecino.
Llegué al clímax
soñando con ovejas

Resucitamos las orgías
y los vecinos visitaron el lecho.

En la madrugada,
el replegarse de los ríos
trajo una extraña calma. Un sueño
cargado de océanos, de ciénagas
de niños no nacidos,
de hierbas,
de ojos
de lunas
y de sol.

dagnog8-5ac94cf7-c9e7-47e6-ac52-0ed51e89aef4.jpg

GOCHO VERSOLARI

(*) Mizurio

1) Se llama Mizurio a una excesiva sensibilidad al agua. En el plano físico produce síntomas superficiales como una simple urticaria, dolores de cabeza o vista borrosa. En los planos emocional y mental el sujeto cae en un profundo éxtasis que se prolonga durante siete días . Sufre alucinaciones sensoriales y se comporta como respondiendo a diálogos y códigos de un  mundo desconocido por sus interlocutores.
2) Mizurio es también una condición en la que el agua produce una intensa excitación sexual. Sólo se satisface si se tienen relaciones en el elemento líquido. La excitación Mizurio va acompañada de promiscuidad y parafilias que rozan la perversión. El sujeto es capaz de practicar las aberraciones más completas siempre que el agua toque parte de su cuerpo.
3) Se llama Mizurio al éxtasis en el que cae el chamán en los medios acuáticos. Es difícil de lograr pero es muy buscado ya que aumenta el poder y el discernimiento.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.