Kajitima (*): Nuestra desnudez y el fuego.

He visto tus pies pequeños,
descalzos,
correr sobre las brasas.
He visto tu cuerpo
colosal,
desnudo,
atravesar el fuego del aire,
beberlo por tus senos
por tu sexo

Poco después te he seguido
mientras sentía la hoguera en mis entrañas

En la sombra del bosque
nos revolcamos en la hojarasca.

Te penetré como nunca.
Me penetraste.
Te cabalgué
Me cabalgaste
mientras el chisporroteo
se ensañaba en la noche de junio
sobre ramas caídas,
sobre el silencio. El orgasmo
fue una hoguera
que iluminó la noche,
que entró por  nuestros sexos,
salió por nuestras coronillas
y alimentó el mundo.

El cielo
preparó una alborada de cenizas.

ivory_flame_15_by_psm0114-d50teuc

GOCHO VERSOLARI

(*) Kajitima
1) El término es conocido   en el masaje Tui Ná como «Mano de fuego» y consiste en la práctica por la que el terapeuta calienta su mano  en una llama para luego aplicársela al paciente: un enfermo o una persona muy anciana.

2) Kajitima es también la costumbre ritual en la que los miembros de la pareja corren desnudos y descalzos sobre brasas ardientes sin que  dañen su piel. Al salir del área del fuego se dirigen a un bosque, donde hacen el amor en forma salvaje. Se busca que el calor que consumieron en sus caminatas, exude por su piel y se extienda a las ramas secas del bosque. Lo ideal es que tengan sexo en el centro de una gigantesca hoguera encendida por ellos mismos.
3) Se llama Kajitina al encuentro entre el chamán y el Gran Fuego. Este último es masculino, por lo que para obtener su secreto, el hombre de poder deberá transformarse en mujer y mantener sexo con él. Luego, en un diálogo verbal (Que también se denomina «Kajitina») el chamán procurará obtener la información que necesita mientras evita las preguntas del Gran Fuego quien trata de averiguar los sitios con pastizales para llegar a ellos y devorarlos.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.