Tu empeine derecho y el resto de tu desnudez / Gocho Versolari, poeta

 

 

El día se derrumba
en la uña de tu dedo gordo.
Por un momento,
la queratina brilla hasta enceguecer
y luego se convierte en noche,
en negrura
por exceso de luz.

El día se sigue derrumbando
en otras partes de tu cuerpo.
Senos, bajo vientre; vellón:
Melopeas con armonías impensadas,
abren caminos en las frondas del cielo
en las selvas azules,
en el pan que horneas
con los abrazos,
con las miradas
en el pan
que comeremos ritualmente
mientras nos exploramos palmo
a palmo

El día se derrumba en tu empeine derecho.

Lo beso.

Lo apoyo en mi sexo
y estalla el sol.

turn_2__col__by_gb62da-d7o0749.jpg

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.