Sopa de gárgolas o la pureza de tu desnudez / Gocho Versolari, Poeta

En el sueño
una gárgola era tu amante.
Al hacer el amor
debía esconder sus garras
volvían a asomarse,
inevitables,
en el ápice de la pasión.

Soñabas que tus senos crecían
que tus pies se angostaban
y tus piernas tenían la textura
de los llanos del cielo.
y la gárgola planeaba y se meneaba
sobre tu agitarte en la costilla de la tarde.

Como era de esperarse
quedaste preñada del monstruo medieval
que se perdió sustancia en el orgasmo
Lo tomaste en tu palma
y echaste a la sopa de zelotes
con mendrugos de carne de tortuga

La beberás cuando la tarde se transforme en noche
y caiga de los cielos
un niño sin piélagos, sin mares,
seca la tinta de su sexo
y puro,
terriblemente puro
como tu desnudez.

autumn_cookie_by_artofdan70-dbstykb.jpg

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.