POESÍA ERÓTICA – Orgasmo a coro / Gocho Versolari

POESÍA ERÓTICA – Orgasmo a coro

Gocho Versolari, Poeta

 

Hay un momento en el atardecer
que sólo conocemos los desesperados,
los que hacemos equilibrio
en el filo entre la vida y la muerte. Hay un momento
cuando el cielo se resbala hacia el violeta
en que otro tiempo se mezcla con el nuestro
De tener un orgasmo en ese instante
atravesaríamos las capas de este mundo
y perderíamos contornos, se agostarían límites y cielos
mientras el espacio se convierte en pájaro.
Llegas descalza. En tu tobillo izquierdo
ajorca y cascabeles
que sólo se disparan y resuenan
con la penetración.
Húmeda, cabellos mojados,
advierto tus pezones
debajo de la tela. Te detienes
al borde de un nido de serpientes.
Al amarnos aquí sobre la hierba
probaremos la muerte en los ojos de las sierpes:
la muerte
con la sabiduría de la tierra.
Probaremos la muerte
en el cielo que se llena de límites y brillos.
Está por dar la hora
en que el jugo del cenit se volcará sobre nosotros.
Si llegamos a un orgasmo a coro
que se mezcle con esa luz sonora,
con ese tiempo enloquecido,
con ese afán de destruirse y de nacer,
nos convertiremos en un ser de dos cabezas
en orgasmo perpetuo. la locura
drenará horizonte adentro
y las luciernagas se contagiarían
de la embriaguez redonda de los astros.
Ahora te desnudo.
Miras el cielo con tus ojos,
con tus pezones,
con tu vulva.
No te olvides de la tierra,
recomiendo
mientras las caricias se multiplican y se endiosan.
y hacemos el amor
bañados por la luz
por esta lluvia sin gotas y sin agua;
bañados
por un ejércitos de aves demolidas
en tus ojos,
en la locura de tu carne.
El crepúsculo ambarino nos trasporta
y promete retenernos
en el ojo derecho
de la serpiente dorada
que sostiene el sol.

floating__offered_to_love_and_sun_by_nudeclaire_dc6j174-pre

 

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.