SEXO ORAL – Este deseo de fundirnos

Vídeo poema – SEXO ORAL – Este deseo de fundirnos

Gocho Versolari, Poeta

Este deseo de fundirnos
de destrozarnos
nos invadió desde la siesta
hasta este crepúsculo de otoño
en que la lluvia arrojara
sierpes argénteas,
atanores de luz.
Este deseo de fundirnos
trepó a mi boca y a la tuya
y nuestras lenguas buscaron nuestros sexos
y el pan de la mañana
llovió sobre la costa adormilada
de tu ser.
Ahora
deja que recoja tus miembros,
que tome tu silencio, que lo arme;
que regrese tus gritos de placer
al espacio silente de tu entraña.
Ese deseo de fundirnos
de destrozarnos
continúa. De mar enloquecido
pasa a arroyo rumoroso;
a este descubrirnos la piel;
este explorarnos
como universos intocados
Luego de la tormenta del orgasmo
tu lengua,
la mía
trepan cuidadosamente la alborada
y un océano de niños no nacidos
se vuelca en los atardeceres
mientras juega mi lengua con tu vulva
y mi monstruo busca tu calor
y tu humedad
y los retazos de tu ser
que se arman y que te multiplican
mientras la siesta pende sus abalorios
de la luz.
Déjame palpar tu vientre,
el escorzo de tu flanco,
el perímetro desconcertante de tus pies.
Muéstrame el alma. Beberé un ápice.
Te daré de la mía, y la locura
brillará otra vez
y en el meollo del sol de medianoche
explotarán los panes de otro cielo. Nuestros sexos
serán puertas azules
néctares suaves
furiosos brebajes derramados
entre el cenit y el fondo del abismo
cuando estalle
el sol.

 

Mel Ramos

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.