BESTIOFILIA Sexo con quimeras

Vídeo poema – BESTIOFILIA – Sexo con quimeras

Gocho Versolari, Poeta

Muchas veces me pedías
que me disfrazara de animal extraño.
Elegías las bestias fantásticas de Tabet:
un gorrión con manos humanas
bebiendo una taza de café,
un jaguar
con alas de águila en la cola,
una tortuga
que al levantar su caparazón,
mostraba un barco pequeño
bogando en un sereno lago.
De este modo y por diez años,
hacer el amor era todo un ritual. A veces
lo complicado del disfraz
impedía un coito
como el de la mayoría de las gentes. A veces
llegábamos apenas al sexo oral;
decías que en tus sueños
esos animales fantásticos
se movían con habilidad sobre tu cuerpo
y te hacían gozar y los orgasmos
se multiplicaban y ascendían al cielo.
Con el paso del tiempo
me resigné a dar un paso al costado
y dejar que esa fauna feroz e imaginaria
me reemplazara en tu cuerpo y en tus ansias.
Encontré un placer primero resignado,
luego de colores tenues
en observar noche tras noche
el desfile de bestias hechas con ombligos humanos
de serpientes con el rostro de John Lennon,
de pájaros que se trasmutaban en atardeceres.
En algunos casos,
las quimeras que lucían sus respetables penes
te hacían gozar del modo convencional.
pero la mayoría de las veces
eran de un sexo indefinido,
y con sólo rozarte
desataban tus orgasmos múltiples
a los que veía reproducirse:
ondas etéreas y doradas
llegando al cielo de las seis,
atravesando miríadas de panes
y estrellas a granel.
Una serpiente con asentaderas de mosquito
se enamoró de ti y te secuestró una madrugada.
Cuando vi tu rostro arrebolado
sólo pude
dejarte ir.
La soledad atravesó lagunas,
recogió las iguanas de la noche,
se precipitó
por los silencios de los amaneceres
y desde tu partida
un segundo antes de las seis,
un pájaro herido me trae un pan caliente
y lo deja en el marco de mi ventana.
Al masticarlo tu recuerdo
se entreteje con la tarde, con las gaviotas,
con el viento, con la brisa, con el fuego lejano
Entonces las quimeras
se arrojan sobre ti
y muere el sol

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.