PASIÓN, PERSECUCIÓN Y PRESUNTA MUERTE DEL LECTOR HEMBRA/ Reflexión antes de los capítulos finales

PASIÓN, PERSECUCIÓN Y PRESUNTA MUERTE DEL LECTOR HEMBRA

Reflexión antes de los capítulos finales

Gocho Versolari

En diciembre de 1998, es decir hace veinte años, ponía fin a la novela “Pasión, persecución y presunta muerte del lector hembra”.La obra ha permanecido durante este tiempo en una suerte de latencia. La han leído muy pocas personas y puedo asegurar que muy poco calificadas. Al exhumarla luego de dos décadas para ofrecérsela a ustedes,  el manuscrito se me presenta como si no fuera mío, lo que me permite cierta distancia como para ensayar esta breve reflexión.
Las palabras claves del título – «Lector hembra» – se basan en la alusión hecha por Cortázar quien señala de este modo al lector pasivo, y resalta el papel opuesto de “lector cómplice” quien de algún modo actúa penetrando virilmente la literatura. Cabe señalar que Cortázar, en declaraciones posteriores, deplora amargamente haber utilizado la expresión “lector hembra”.
En la presente novela translitero la expresión a una futura sociedad distópica. La protagonista transgénero. Ximena,   es presionado por su poderoso tío Florencio García González para que lea a autores “cultos” lo que lo ayudaría a retornar a la sexualidad masculina.
El contenido no se limita a una apología de la aceptación generalizada  de toda forma de sexualidad. Tampoco se circunscribe  a una condena a la discriminación y a la represión del sexo. Se trata   reclamar el derecho a ejercer la propia sexualidad; de disponer la  capacidad de decisión   sobre la misma, sea cual fuere; de oponerse a todo molde preestablecido con el que de un modo u otro se intente enajenar el instinto.
Esto afecta no sólo a la protagonista, sino a otros personajes, como su amante masculino, quien a su vez confiesa estar dominado por hombres que lo obligan a  cometer abusos. El universo que rodea a Ximena     gira en torno a una premisa implícita o no, que actúa como regla del juego: la sexualidad no debe pertenecer a quien la ejerce. Debe ser entregada a una organización casi iniciática en este caso; se sugiere a través de ella la sombra de las iglesias confesionales o dogmáticas y de los regímenes totalitarios. A toda costa se procura impedir que el hombre o la mujer recuperen la hegemonía y la libertad de decidir sobre sus sexos. Se procura brindarles moldes para que se ajusten en ellos por la fuerza o no.   Es la condición imperativa para la dominación. Cuando esto no ocurre, es preferible la muerte, ya que el hombre o la mujer que no entren en esos moldes, pueden convertirse (y se convertirán inevitablemente) en opositores violentos  a esa sociedad enajenante.
De este modo, el tío de Ximena procura que su sobrina “se tranforme en macho” y para ello procura persuadirla de un modo u otro a que abandone sus lecturas habituales. Exige que aborde libros “viriles” y a partir de allí se alude a una bibliografía en la que se mezclan autores reales e imaginarios.
En la novela persiguen  y acosan a Ximena y a su vecina Ignacia. Hay un sino trágico que se resolverá   en los próximos capítulos.
Lo que quiero resaltar con esta reflexión es que lo importante del personaje no es su orientación sexual, ni siquiera  el género, sino la capacidad de disponer de su sexualidad. Ximena lo hace y con esto se  convierte en una mujer  libre en medio de una sociedad de esclavos

suenio_orgasmico_no__7_by_elyphas-d2z0gl4

 

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.