ENTRADA ESPECIAL – Facebook, sexo y poder – Los “pequeños inquisidores”

ENTRADA ESPECIAL – Facebook, sexo y poder.

Gocho Versolari

El título de esta entrada hace referencia a un artículo o ensayo mucho más extenso. Desarrollo en él los vínculos entre el sexo y el poder: el antiguo recurso sacerdotal, por el cual hay en nuestro cuerpo algo intrínsecamente malo a lo que identifican con los apetitos y en especial con el sexo; que existe un grupo, una casta que habrían superado este demonio y cuyos preceptos es necesario seguir para evitar un retorno al caos. Por el otro lado, ciertos grupos más reducidos plantean la hipersexualidad de sus miembros. Ambas posturas – la represión o el exceso – llevan a una sexualidad desequilibrada que favorece el dominio de unos grupos sobre otros.
De este modo, ninguna alteración de la sexualidad es inocente. No podemos pensar que la actitud de Facebook de censurar lo que consideran un centímetro adicional de piel desnuda, sea simplemente un hábito, una “medida moral un poco extrema” o simplemente sus particulares reglas del juego. Facebook administra poder. El Big Data lo es y se ha visto en la manipulación de datos que se ha producido en las últimas elecciones presidenciales en EEUU .
Todo esto tendrá su desarrollo en su momento. Lo que quiero ahora es alertar a todos aquellos poetas, pintores y artistas en general que trabajen con desnudos o con arte erótico. Entre los dos mil millones de usuarios que tiene Facebook, por más sofisticada que sea la plataforma, no dispone de recursos automatizados para detectar una humilde teta que de pronto se descubra en alguna imagen. Para eso están lo que llamo los “Pequeños inquisidores” (En alusión opuesta a la figura de Dostoievski: “El Gran Inquisidor”). Se trata de usuarios en muchos casos pertenecientes a grupos religiosos que condenan la sexualidad y que tienen como objetivo detectar cualquier desnudo fuera de lugar y denunciarlo como abuso, como “incumplimiento de las reglas de la comunidad”.
Si el usuario artista tiene gran cantidad de amigos a muchos de los cuales no conoce, es posible que entre ellos se encuentren estos personajes. Cabe señalar que no se trata de amigos personales o de personas con las que se pueda entablar un cierto tipo de relación. Estos seres guardan un bajo perfil, se oponen a las estrechas relaciones personales y en sus biografías o manifestaciones suele haber alguna señal que los sindica como pertenecientes a grupos religiosos de características confesionales.
Si el artista que desarrolla obras con contenido erótico es frecuentemente bloqueado por Facebook, no ya por la presencia de desnudos, sino por considerar cierto lenguaje que pueda describir algo erótico como parte de aquellas descripciones que se califiquen como “Violencia o comportamiento delictivo” o “Contenido inaceptable”, debe buscar entre sus amigos el grupo de pequeños inquisidores que están colaborando con dicho bloqueo9. El sujeto realiza su mezquina tarea señalando, denunciando, explicando las perversas actitudes del artista. No hay diálogo posible con esta genta, en primer lugar porque se ocultan y es muy difícil que admitan su delación. Ensegundo lugar, porque están llevados por un fanatismo absoluto, una convicción de ser los apóstoles llamados a limpiar las redes de la perversión. No es posible establecer con ellos la diferencia entre procacidad y arte. No es posible señalar que un desnudo o una figura semidesnuda, no es pornográfico en absoluto. Ciegos elementos del poder, no hay palabras ni argumentos que los aparten de su cometido.
En consecuencia, de querer seguir en redes como Facebook quien incluya expresiones eróticas en su arte o en su contenido, debe detectar a estos seres y bloquearlos. Insisto: no estarán en el circulo de los amigos íntimos, sino de aquello ocasionales o que jamás interactúan. Basta un rápido paneo por su perfil y fotografías para detectarlos, ya que el carácter de inquisidor siempre se manifiesta.

inquisidor_nacidos_en_la_bruma_55691

GOCHO VERSOLARI

4 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.