SEXO BRUTAL – El sonido agudo de las luciérnagas

SEXO BRUTAL – El sonido agudo de las luciérnagas

Gocho Versolari, Poeta

Suenan las luciérnagas como retretas
llamando al mundo de la luz. Aquel
que vislumbramos en el centro del sexo,
en nuestro ojo:
de pequeños huracanes de carne.
Y siguen sonando las luciérnagas
y me dices que no escuchas nada
y el cuerno de caza se repite a sí mismo
con una nota erotizante
y te tomo de la cintura
y te aprieto contra mí
mientras tu talle explota
y lo acompañas con un gemido claro
como el precipitarse de una cascada
en las rocas del norte.
A otro sonido agudo
de las luciérnagas pertinaces,
encandilantes,
te penetro largamente y te musito
que esta unión estaba preparada
desde que las piedras del acantilado
eran simples llamas en el fondo de la tierra;
desde que nosotros
éramos un sueño del pan morado
que hornean las tardes
y sirven a la noche y a los hombres;
y este retumbar de mi miembro
contra tu útero
y este enloquecerte
y clavar las uñas en mi espalda,
y este beber la noche con sus mariposas
sus cantos, sus atardeceres, sus dolores y goces,
se convierte en el lago tibio en el que nos hundimos
sin dejar de amarnos y de amarnos…
…Estalla el sol.

in_your_rock_forever_by_miraccoon-d5wkqju

GOCHO VERSOLARI

 

Ilustraciones; Amandine Van Ray

2 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.