Píndaro – Colección de poesía -ORGASMOS EN EL VIENTO – Rosario Salazar, la poetisa de fuego. Semblanza de la autora.

ORGASMOS EN EL VIENTO –  Rosario Salazar, la poetisa de fuego. Semblanza de la autora.

Rosario Salazar y Gocho Versolari

Soy una mujer que a la Literatura la ve cómo una ventana inmensa al mundo de la poesía, que es el género en el que mejor me siento, dónde más me encuentro y soy, porque la poesía es un ave que me presta sus alas para volar por todo el infinito y difundir mi amor por las letras, sé que siendo su amante fiel, integra y verdadera tengo la libertad de ser, libertad que me ha dado mi gran amor por ella, es por esa razón que me permite compartirla, después de hacerle el amor con mis voces en silencio, para luego poder transmitir mi sentir con las personas que me leen.
Rosario Salazar.
 La literatura erótica sigue a lo largo de la historia un movimiento pendular que va desde el tremendismo del Marqués de Sade a las sutilezas de Anaïs Nin, pasando por todos los matices que procuran encontrar un lenguaje que nombre el acto de amor; que le ponga vocablos a esa cultura de la caricia, del abrazo, de la exaltación del cuerpo.
 Es en este ámbito donde la poesía de Rosario del P. Salazar Silveira se desata. Libre de prejuicios, sin ataduras, las palabras corren, saltan de la página y buscan zambullirse en la sangre del lector. No es tan sólo una descripción de los matices de la piel; de los sentimientos que acompañan un encuentro íntimo, sino un comprometer al lector con su propia sexualidad; enfrentarlo de un modo sutil a esa carga vital que también a él lo constituye, lo anima y lo sacude como un súbito vendaval.
 Los poemas no cuestionan lo bueno y lo malo, lo decente ni lo indecente. Desde una plataforma anterior a toda distinción, surge lo erótico como una fuerza natural que compartimos con la naturaleza. La inocencia primaria que destilan los versos es muy anterior a los conceptos de pecado; a los anatemas que luego se lanzarían contra toda forma de desnudez, no sólo del cuerpo sino del alma. Sin intelectualizarlo, sin explicarlo, la autora nos induce a dejarnos llevar por esa fuerza, a atender a su enorme fascinación; a sus momentos de éxtasis, de repliegue y de profunda alegría que nos identifica con el universo.

GOCHO VERSOLARI

 Mi sentir en la literatura y la poesía para mí.  

Por Rosario Salazar ̶. La poetisa de fuego

 
Amo la literatura, su magia, su vuelo en mi surco, su ir y venir en todos los tiempos, pero amo más la poesía, ella es un ave que me presta sus alas para volar por todo el infinito y difundir mi amor por las letras, porque siendo amante fiel, integra y verdadera me sé con libertad de ser quien soy, licencia que me ha dado mi gran amor por ella, es por esa razón que me permite compartirla con voces en silencio, con mis sentires abiertos para luego poder transmitir mi sentir con quien me lea.
Hago tiempo de poesía al sorber una a una las letras que explotan desde la tierra que piso hasta el horizonte dónde llegan mis ojos para absorber la belleza de lo que miran, donde mis oídos puedan percibir cualquier sonido que acaricie mi sentir, donde mis manos puedan tocar lo que a mi alma le conmueve dándole bríos para cobijar mis emociones donde mi nariz sea susceptible para que mi olfato sea capaz de percibir y respirar verdades y donde a mi boca le dé la sabiduría de proclamar lo que de mis sensaciones brotan, doy gracias al abrazo que me da haciéndome libre, para esparcirla por el firmamento que cubre mi sentir, siempre gracias a la poesía por la libertad a y de mi albedrío, por dejarme ser lo que soy: un ser que ama profundamente lo que hace y lo que es, una mujer que se viste de letras para dar difundiendo y difundir dando sus emociones, sus sensaciones, su amor por la vida y por las letras.
Bien sabemos que el lenguaje informa, explica, argumenta, recrea, transmite, define describe, divulga, estimula y trasciende. Es por medio del lenguaje que la literatura y en mi caso la poesía se hace parte de mi ir y venir en y por la vida, debemos entender que la poesía une, no importa estrato social, religioso, político, preferencia sexual, la poesía acrecienta sentires, la poesía no discrimina y son los sentidos y el alma quienes nos funden en un poema o en una narrativa, entonces seamos aves que surquen los cielos amando las letras.
Amando difundir y compartir letras, por los cuatro vientos. No seamos gente sin sensibilidad, acusando lo que uno hace y menos de manera anónima, si algo no me gusta no lo leo, y si lo leo y vuelve a no gustarme, lo digo dando la cara, no escondiéndome.
Desnudaré mi alma, la desvestiré con cada letra, con cada punto, con cada coma, que de mis sensaciones nazcan, plasmaré de manera fiel cada emoción que han movido mis fibras y escribiré acariciando al papel de la misma manera que mi musa me acaricia, así besaré la esencia de mis sentires con la savia que proclama ser vertida y dejar que sean mis sentidos los que troven mi poesía.
Porque sé que…
Soy mujer de temple fuerte, la vida me ha enseñado a tomar fuerza de mil estragos, ésos que quieren aniquilarte cuando te encuentras con momentos insanos o con entes buscando bajarte los ánimos, pero… Soy optimista, alegre, amando a la vida del mismo modo que ella me ama, a cada paso que doy busco superar lo difícil, sí piedras se interponen en mi camino, no vulnerarán mis pasos, porque las voy quitando o me sirven de impulso para seguir caminando; lo que no entiendo trato de entender, buscando la razón justa  y asimilarlo, si, por inverosímil que sea, voy tras el legado que siempre me alimentará, tras la energía positiva que matizará oscuridades dándome luz para alumbrar mis andares, sí a mis ojos los quieren cegar con palabras que lastiman, no lo permito, porque no hay peor ceguera que la del alma, un ciego del alma jamás verá la belleza de la misma,  siempre miro hacia lo favorable, hacia el frente, mirando al horizonte y abrazada a viento fresco que acaricia y besa, no decaigo ni permito que a mi vuelo le corten las alas, ni me fijo en guadañas que afilan la lengua para rasgarme, ultrajando mi esencia, siempre buscaré volar para llegar, llegar para estar, estar para seguir… Si seguir para ser quien soy, amarme y aceptarme, ser libre como las mariposas.
Soy mujer que ha aprendido y gozado al conjugarse con el verbo amar.

ORGASMOS EN EL VIENTO

Puede adquirirlo en AMAZON

 autumn_heaven_by_artofdan70-d9feewo (1)

Rosario Salazar

2 Comments

  1. Felicidades poetas queridos, Rosario Salazar y Gocho Versolari poeta. Les esperan triunfos y éxitos grandes, los abrazo con mi corazón amigos queridos.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.