Tinta fresca: Navegaré tu sexo.

Navegaré tu sexo.

Gocho Versolari, Poeta

En una alfombra voladora
sueles llegar desnuda e inocente,
como los fantasmas que pululan
por el mundo sublunar.
Sentada sobre la piel de cabra
con las piernas cruzadas,
las manos unidas sobre tu cabeza,
los ojos cerrados hendiendo el horizonte.
Cuando desciendas sobre la ribera
tus pies desnudos no dejarán huellas
en el barro de la orilla. Pasarán días
antes que el viento, las cosas, la gente,
los silencios, la luna, el humo de la noche
te brinden la solidez de las montañas.
Con ramas y cachalotes solitarios
construiré espectrales y resistentes muros
que te protegerán de las miradas.
Pasarán procesiones con el cura a la cabeza;
imágenes de santos,
murmullos de oraciones
atravesarán tu desnudez pecaminosa
sin saber que te encuentras
confundida con las hebras lunares
y la tenue huella de los pájaros nocturnos.
Cuando tu cuerpo se haga opaco y sólido,
nos uniremos en una hierogamia
cargada de horas y luciérnagas.
Navegaré tu sexo
hasta el cenit de tu cuello y de tus ojos.
Navegaré tus senos
hasta el campo de cinabrio de tu vientre.
Cabalgaré caderas y cintura,
y estallará la luna mucho antes
que llegue la luz de la alborada.
Tallaremos el orgasmo
entre los hilos brillantes de la brisa
como a una estatua de madera
y le daremos nuestro soplo
para que crezca entre gemidos
y nos conduzca al sol.

painted_impressions_by_cenevols

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.