El río

Marijose Luque Fernández

Caminas despacio
mirándolo todo
sin dejar de lado
aquello que  feo parece
con ganas, con risa

Cruzas el río
las sanguijuelas
se prenden,
tu piel refunfuña,
los cantos te hieren
los pies descalzos,
bordeas el lecho
sín molestar  a los sapos
que  en ese momento cupulan.

Marijose

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s