VÍDEO POEMA: Sexo brutal en un cielo clandestino

Sexo brutal en un cielo clandestino

Gocho Versolari, Poeta

Deseabas en silencio
que te llevara al cielo
oculto en los ojos de los gatos negros.
Deseabas en silencio
que te arrastrara a esa gota de azur
que a veces salta y rueda;
que casi nunca
podemos atrapar.
Te desnudabas,
volvías a vestirte;
movías tus caderas
muy cerca de mis ojos;
tus pies descalzos
ensayaban danzas
lejanas y cercanas.

Bastó que el cielo pasara con la forma de una avispa
para que lo tomara en mi puño. Te resististe
cuando te atraje a mí por la cintura.
Dejaste que mi fuerza
te arrastrara hacia praderas añiles
donde te desnudé a los manotazos.

Un gemido largo,
una aguja en el vientre de las nubes
al penetrarte.
Luego te voltearía
para servirme de la tierra de tu cuerpo
Tus nalgas balanceándose
y los balbuceos rojos del orgasmo
volando como bandadas resilientes.
Esa tarde desaté tus tifones
y los estrellé contra el barro y las cuevas oscuras
Tu orgasmo repetido
alumbró milenios de negrura. Al terminar
encendimos una lámpara
en la cuarta repisa de las rocas
y avanzamos desnudos
hacia un cielo carmín
cargado de pendones, de niños,
de palomas y panes.
En la noche,
regresamos al sol.

alone_again_by_fox2006-dacu0vt

GOCHO VERSOLARI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s