Apología de la Caverna

Guía de Viajes y Retornos por Gocho Versolari

1 Introducción


En  “Símbolos Fundamentales de la Ciencia Sagrada”, la obra póstuma de R. Guénon, en el apartado “Simbolismo de la Forma Cósmica”, el autor desarrolla en los capítulos XXIX al XXXVIII una compleja semblanza de la caverna y sus aspectos luminosos en cuanto a lo iniciático. La cita que transcribo establece su posición ante la misma:

La verdad es que, muy lejos de constituir un lugar tenebroso, la caverna iniciática está iluminada interiormente, de modo que, al contrario, la oscuridad reina fuera de ella, pues el mundo profano se asimila naturalmente a las “tinieblas exteriores” y el “segundo nacimiento” es a la vez una “iluminación”. Ahora, si se pregunta por qué la caverna es considerada así desde el punto de vista iniciático, responderemos que la solución se encuentra, por una parte, en el hecho de que el símbolo de la caverna es complementario con respecto al de la montaña…

Ver la entrada original 2.318 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s