Vídeo Poema: Sexo brutal en una vasija azul.

Sexo brutal en una vasija azul.

Gocho Versolari, Poeta

 Para perseguirte deberé empequeñecerme
y buscarte en el fondo de la vasija azul
que durante generaciones
sirvió para traer agua de los pozos
a la cocina de tu casa.
En ella te encerraste. Allí me esperas
desnuda,
pequeña,
ocupando mis sueños y mis tardes.
He logrado una gota rezumada
de tu pezón derecho. Con un chorro de rocío
y una porción de lluvia del verano
he podido entrar en la vasija.
Al verme llegar cubres tus pechos.
Tu mirada
de miedo interrogante
excita las bestias del silencio.
Besaré tu cintura
en el fondo fresco de la urna;
descenderé torrentes de tu ombligo
que anegarán tu sexo
y hará que ardan tus hornos.
hasta que tomes mi cintura con tus piernas
y me pidas que te parta a la mitad.
Los pájaros de la vasija
planearán sobre nosotros
y el orgasmo será un país ardiente;
un mundo clamando que lo habiten;
una enorme llanura
de gemidos y de plétoras,
de clítoris y encinas,
de rosas y de pieles.
Por varios eones te penetro,
Por una inmensidad de tiempo
te trepas a mi sexo
y me ofreces tu rostro
desencajado
en el viejo ritual de las orquídeas
que se destrozan y renacen
una vez, otra.

Cuando dejemos la vasija
ya no seremos dos. Una bandada
se habrá unido en el cielo
en forma de ave gigantesca
dispuesta a devorar la sangre,
los huesos y la vida
de las nubes
y el sol.

twisted_and_turned_by_cenevols-dc2qpmj

GOCHO VERSOLARI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s