Mordisco erótico: Somnofilia 4 – Los cálidos dragones de mi sed

Somnofilia 4 – Los cálidos dragones de mi sed

Gocho Versolari, Poeta

Los ojos cerrados.
Los senos debajo de la bata.
El vellón a trasluz.
Tus pies serenos, suaves:
dos faros en la noche
Algunas veces al simular dormir,
te conviertes en cómplice
de estos lentos caracoles que trepan
desde mi bajo vientre
y que arremeten contra tu carne inmóvil;
que estudian el lenguaje de tus contracciones,
del húmedo ardor de tus cavernas;
de tus explosiones,
de tus lunas y soles.
Al terminar abres los ojos e inauguras
el sol que la antigua anciana de la tierra
eleva desde los cántaros del fango;
desde el verdor oculto en las inmensidades
Al cerrar los ojos nuevamente
me pides en silencio
que vuelvan a acunarte
los cálidos dragones de mi sed.

tumblr_lgk54dftDo1qcl3afo1_500

GOCHO VERSOLARI

2 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.