El relato del viernes: “Entre la vida y la muerte, nos conocimos”

Ana Centellas

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE, NOS CONOCIMOS

ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE, NOS CONOCIMOS

Solo podíamos esperar. No había más que pudiéramos hacer. La vida de Manuel pendía de un hilo y lo único que podíamos hacer era permanecer en aquella aséptica sala de espera que, aun así, olía a muerte. Solas. Ella y yo.

Aquella mañana, cuando Manuel se despidió de mí con un apasionado beso, como cada día desde que compartíamos vida juntos, tuve un mal presagio. Fuera llovía con fuerza y yo siempre le había tenido pánico a la moto. No me gustaba nada dejarle salir cada mañana a sortear el intenso tráfico de la ciudad sin más protección que el casco y la cazadora de cuero. Pero a él le encantaba. Decía que esa manera de comenzar la mañana, con la adrenalina corriendo con fuerza por las venas, era el combustible que necesitaba para afrontar los pesados días de trabajo. Le abracé…

Ver la entrada original 575 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s