Literatura experimental: Tubulerías – Variación V – El águila loca de amor.

Tubulerías – Variación V – El águila loca de amor

Gocho Versolari

Las tubulerías bullían bullían por debajo de la superficie pigmentada, sarmentosa, acuosa. Atraían sarmientos de acero por el segundo canal del orbe . Todo el cielo estaba atento al primer canal, al segundo canal, pero había olvidado el tercero perdido entre amores latosos y caídas de párpados de tegumentos cuando el sueño de la materia advenía. Y de ese tercer canal, del olvidado, del que no existía, surgió Aquel que debía llegar, llevando en sus enormes puños las semillas de los hombres silisiformes, y en su vientre un águila que devoró sus entrañas y se echó a volar y ahora vuela loca de amor el águila y llega a tu ventana y te ve dormir devorada por las anémonas del tiempo y el águila se disuelve de amor y de nostalgia y su amor inaudito hace salir el sol en plena medianoche. Las comadres murmurarán primero y gritarán después al ver el astro verde en el cielo violeta, y las frondas y los animales que se levantan en una primavera súbita, y el águila volando hacia un lado y hacia otro, queriendo cazar palomas, pero deteniéndose junto a ellas y llorando y acariciando con sus alas las plumas pardas.
Han pasado cinco milenios y las tubulerías siguen bullendo y en un mundo sin rastros de vida, el gemido del águila cruza las soledades.
Y ya no asoma el sol.

And_Then_There_Was_Silence____by_reality_must_die

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.