El relato del viernes: “Alicientes”

Ana Centellas

ALICIENTES

ALICIENTES

Él solía ser un buen policía. Llevaba más de treinta años al servicio del Cuerpo y jamás había tenido una tacha, ni un simple borrón que empañase su brillante expediente elaborado durante tantos años a base de esfuerzo y fidelidad al Cuerpo de Policía.

Acababa de cumplir cincuenta años, algo que en la comisaría donde trabajaba fue celebrado por sus compañeros por todo lo alto. Cuando llegó por la mañana, las primeras lágrimas hicieron acto de presencia según hubo traspasado el umbral, cuando se encontró con que todos los compañeros de turno le estaban esperando para felicitarle a coro, entre bandejas de dulces que estaban repartidas por las mesas para formar un desayuno muy especial. Globitos de colores teñían con un aire de fiesta aquel lugar que, habitualmente, era tan serio como administrativo.

Sobre su mesa, una tarta con dos velas ya prendidas, que formaban un número cincuenta que…

Ver la entrada original 706 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s