Tinta Fresca: El deseo del sol.

El deseo del sol.

Gocho Versolari, Poeta

¿En qué momento
bebimos de las aguas del Leteo?
Apenas recuerdo vagamente
tu rostro en ese mundo
donde no había alboradas,
tan sólo el reptante maridaje
entre el océano y el cielo; tan sólo un desgajarse
pedazos de nube,
pájaros errantes,
duendes con alas y cilicios
que armaban tus ojos
más inocentes y felices.
Y eras tú
por encima de las aguas del Leteo.
Y eras tú
flotando en la memoria,
con tu desnudez, pendón de la mañana,
con tu carga de panes y de flores
de silencios y estrellas.
Estalla estos crepúsculos
cargados de polvo y de batallas;
estalla esta tristeza
que atraviesa las venas
y amenaza al corazón como a un baluarte.
Y llegamos a un remanso del Leteo.
Los peregrinos cantan
por haberse librado
de los viejos dolores
Felices, se disponen a dormir
entre cormoranes, estrellas y alboradas.
Entonces llegarás descalza
y estallarán las torres del olvido
cuando tu carne tibia se disuelva
en las fauces ardientes del deseo
que no es tuyo ni mío…
…el deseo del sol.

dreaming_by_yuribrut-d3i1ft2

GOCHO VERSOLARI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s