Rosario Salazar

“Píndaro” colección de poesía- Rosario y Gocho – Programa de junio 12 de 2018

Rosario y Gocho – Programa de junio 12 de 2018

Gocho Versolari, Poeta

 

Ciento veinte minutos o dos horas. Parece mucho para un programa de radio, pero las charlas con Rosario  transcurren con la rapidez y la contundencia propias de los ciclones del caribe o de los trenes bala de Japón; y a la vez con la suavidad de un ballet clásico o de una tenue caricia en el crepúsculo.   Esto lo percibo desde el propio programa, y según me dicen es la impresión de los oyentes.
El tema esta vez fue “Píndaro”, la colección de poesía que dirijo y que depende de Editorial “Fleming”. ¿Qué tiene de particular esta editorial? Que es una de las pocas donde los escritores son escuchados; que se abre a los nuevos talentos. El respeto se extiende a que no se cobra por publicar y se aspira a que el escritor serio, aquel que se ha forjado en la soledad, encuentre un hogar.
Precisamente la primera pregunta de Rosario fue “cómo había encontrado a la Editorial Fleming y la respuesta fue que ella me había encontrado a mí.
En el programa conversamos además acerca de la necesidad del poeta de dejar su obra en reposo y no apresurarse en publicar. Aún cuando las redes sociales nos lleven a volcar al público aquello que acabamos de escribir, es necesario dar una chance a la madurez; demorarse en ciertos escritos, releerlos pasado un tiempo y en el momento en que los mismos estén listos, habrá una  percepción, una comprensión súbita y una certeza de que están listos para su publicación.
Durante el programa, cité párrafos y anécdotas de escritores como Isidoro Blaisten, Cortázar, Borges, Kazantzakis y otros más.
Volviendo a la editorial, nos referimos al primer poeta, Vittorio Acquaroli, que rompiera el fuego de Píndaro con Sombra Menor y al proyecto de El Jardín Secreto de la genial escritora argentina Cristina Villanueva.
Expresando la opinión de la colección Píndaro, reitero la necesidad de que el poeta sea responsable con ese impulso casi divino que lo lleva a elaborar poesía. Que lo desarrolle como una planta, la que al principio pude ser débil y que luego irá creciendo hasta hacerse increíblemente fuerte. En la medida en que nuestro cuerpo y nuestra mente se conviertan en poesía, nos bastará sentarnos frente a los útiles de escritura, para que los versos fluyan con espontaneidad.
Aquí les dejo la versión grabada del programa.  Aquellos que lo deseen pueden escucharla y disfrutar de otra conversación cálida y profunda como todas las que inspira la querida Rosario.

 

 

gocho

GOCHO VERSOLARI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s