Tinta Fresca: Variación sobre el fin del dolor.

Variación sobre el fin del dolor.

Gocho Versolari

En las noches cuadradas,
cuando el cielo se llena de cascabeles rojos,
veo tu dolor. Anciano que perfila la muerte
detrás de los segundos,
en la alfombra gris de la mañana,
en el gato negro de la soledad.
En las mañanas espinozas
veo tu dolor,
mujer que se despierta en un río de sangre,
presintiendo el final de sus hijos,
la borrachera negra de la pena
y el cuchillo sin filo del rencor.
Veo tu dolor, recién nacido,
enfermo,
agonizante. Veo el dolor.
Caracolea en las cercas de la tarde
para deslizarse a esas calles de licuado asfalto.
Lo veo trepar en los atardeceres
y prolongarse más allá de tu muerte.
El dolor que se tiende, parda bestia
en los cadáveres de los días,
en el caer de los crepúsculos.
Siento el dolor.
Lo licuaré en mi pecho,
lo arrojaré al laberinto de mis intestinos
para perderlo en los recodos  infinitos
de la mitad del día.
Anudará el dolor
excrementos en calles olvidadas,
en silencios silentes,
en recuerdos oscuros.
Entonces llegarás desnuda
con la inocencia de un volcán enhiesto
te sentarás junto a mí;
te pediré que observes
la esfera del sufrimiento:
roja,
lejana;la esfera que se pierde
en los vibrantes abalorios
de la eternidad.

4194_by_aleksandra88-d3a552q

GOCHO VERSOLARI

7 Comments

  1. El dolor se instala como intruso
    que invade mi tormentosa mente
    acuciada por múltiples espadas
    que la atraviesan cada día
    haciendo mi vivir una odisea…

    Muy bueno, demasiado densa para mí, pero me gusta. Un abrazo.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.