Vastedad del mundo, la ignorancia sembrada — Junco y Gacela.- Marijose

No dejaba huella en la tierra semilla sembrada quedaba crecía con ella la vida Yo escuchaba el trino del pájaro el trotar del puma en la jungla el estruendoso ruido del agua en caída libre hermosa cascada, deleite a mi mirada Yo me sentaba en las piedras cerraba los ojos la escuchaba la madre tierra […]

a través de Vastedad del mundo, la ignorancia sembrada — Junco y Gacela.- Marijose

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.