Desexilio — Barcelona / j re crivello

by j re crivello Entre mis propios recuerdos de Jane Bowles, los más satisfactorios giran en torno a un mes que pasamos en habitaciones contiguas en un hotel agradablemente descuidado […] durante un gélido invierno parisino: enero de 1951. […] Largas veladas oyendo el fonógrafo y bebiendo tibio aguardiente de manzana. Pág. 9 Dos damas […]

a través de Desexilio — Barcelona / j re crivello

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.