Tinta Fresca: Protégete del apagón del día.

Protégete del apagón del día.

Gocho Versolari, Poeta

Falla la tarde: un apagarse,
el amago de un cuervo,
la aparición de un monstruo tenue
como las sucesivas corolas
de una luna sin luz.
Falla la tarde.
No lo noto en el día que se apaga,
no lo noto en el fuego de la doce
que quizá haya reducido su calor.
Falla la tarde. Falla en tus pies
que se detienen un momento;
y se estremece el fantasma que a veces te visita
y se estremece la sierpe
que alquilara tu médula
y tu esternón.
Tu pie derecho,
desnudo como el cielo,
se suspende en la hierba:
instante oculto en los odres de las horas;
en el cuerno del dolor.
Enseguida rehaces la pisada,
te acercas hacia mí
sin mencionar el apagón del día,
pero buscas mi pecho:
abrigo transitorio
de la amenaza de ese firmamento
donde los astros enloquecerían,
donde los pájaros
volarían hacia atrás,
donde el tiempo subiría
y bajaría
y enfilaría como un rayo a la esencia de las cosas.
De puntillas sobre mis empeines,
me besas en los labios
y la tarde brillante y vencedora,
océano de luces y de panes,
se desata otra vez
en las glorietas.

apagon 3

GOCHO VERSOLARI

2 Comments

  1. Cuando estás ausente,
    falla la tarde y la mañana,
    falla la luz, falta el calor,
    faltan los besos que nos encienden,
    falta tu piel y fallan mis manos cuando te buscan
    bajo las sábanas.
    Cuando estás ausente,
    solo me envuelven las tinieblas de la soledad.
    Un abrazo.

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.