Movimiento V — Por el hueco de la escalera

Caricias cuando coma, no. ¡No sé dónde está tu maldita diadema blanca! Deja de meter tu cabeza debajo de mi camiseta. La tuya se convierte en tristeza que escondes, creo. La tuya en rabia contenida, supongo. ¡No eres nada responsable! ¡Quítate los putos cascos y no leas mientras comes! Tú mismo, muchas veces. A tu […]

a través de Movimiento V — Por el hueco de la escalera

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.