Tinta Fresca: El vientre repleto de sueños y las sienes ahuecadas de sombras.

El vientre repleto de sueños y las sienes ahuecadas de sombras 

Gocho Versolari, Poeta

 

 

El niño del día
juega con los rayos y las serenatas
que se quedaron prendidas
de viejas estrellas pendulares;
que adormecieran lentos parabanes,
que cerraran ojos y silencios.

 

 

La silueta del niño
lleva y trae mariposas,
caracoles,
pétalos sueltos
de las flores del parque.

 

Hay un jilguero rondando las cosas,
el impecable entorno de los entes;
hay un atardecer en forma de disco
y una mirada de clavelinas, de azahares,
de calientes silicios.

 

 

El niño en tanto
prepara las lluvias
en sus calderos de canto. La tarde
se cierra como una amante satisfecha
con el vientre repleto de sueños
y las sienes
ahuecadas de sombras.
Truenan silenciosas
las estrellas.

art_img_9540_by_wilviruxard-d8dlsgz

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.