Tinta Fresca: Ayúdame a disolverme

Ayúdame a disolverme

Gocho Versolari, Poeta

Ayúdame a disolverme.
Átame en cruz sobre un roble
mientras los sicomoros de la tarde
tienden barreras de viento y pan
Ayúdame a disolverme.
Espera que con el rocío del crepúsculo
mi carne se vuelva azúcar y silencio
y arranca sus mechones.
Te veré devorarlos
cuando la luna asome
y apronte jardines en el aire.
Ayúdame a disolverme
a preparar la muerte en tu mirada,
la muerte que se mezcla con la noche
y levanta pendones y medallas
Ayúdame a disolverme
Mis ojos brotados te verán devorarme
y cuando llegue el alba
te ocuparás del azúcar de mis huesos.
En la media mañana
cuando asomen los niños y los viejos
busquen el calor en los portales,
verán las cuatro argollas, las que sostuvieran
mis manos y mis pies
En tus senos llevarás mi mirada.
Mis oídos
se abrirán en tu garganta y mis noches
treparán por tus piernas
Arrojarás mis penachos al sendero
donde cascos de asnos y caballos
modelarán los fantasmas de los días
Ahora,
con mi carne tensa bajo la luna nueva,
te repito:
Ayúdame a disolverme,
a trepar los hollines invisibles
mientras la nada muerde mis nalgas
con dientes de silencio.
Luego la muerte recorrerá jardines
y llegará por enmohecidos huertos
para llevar la ausencia de mi cuerpo
sostenido roble a roble
por los azules clavos del recuerdo.
 difficulties_of_the_daydream__by_karrahcontagious-d2zzg3y

Gocho Versolari

 

7 Comments

  1. ¡Qué fresca, impresionante y heralda de una verdad supraconsicente la metáfora de “por los azules clavos del recuerdo.”! El título y el estribillio del poema me recordó LA MUÑECA DE SAL comentada por SRI RAMKRISHNA y SRI RAMANA MAHARSHI. Tu ámbito, en tu poema no el mar sino el bosque y lo más encarnado de la presencia de Dios en la tierra que es la mujer. Cada verso de tu poema va directo a nuestra consciencia y a nuestra ignorada pero muy real vida del imaginal.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias querida amiga. Te deseo lo mismo. Me recuerdas un texto egipcio: una pareja de amantes se encuentra desnuda en el amanecer y la voz de un dios los insta a gozar del instante: un momento de luz que brilla entre bloques de sombra. Besos y abrazos, Marijose.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s