Mordisco: Dolor

A veces la vida

es un dolor fulgurante que se despliega

de las costas de Tracia

a las de Salamina.

 

 

También abarca el Peloponeso

donde el silencio del crepúsculo

se tiende como la mano de un fantasma

sobre nosotros y las cosas.

 

 

A veces

el dolor se arrastra,

babosas cenicientas en altares de mayo.

 

 

A veces

el dolor se amansa:

potro acuático

que descubre la luz de las profundidades.

 

 

A veces el dolor supera el  aullido

de  un ave garuda

al desollarla.

Victoria Stoyanova 1968 - Bulgarian Abstract painter - Tutt'Art@ (36)

GOCHO VERSOLARI

3 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.