Si lo haces me harás muy feliz

Solo tu lo sabes

– ¿Crees que me tienes completamente en tus manos?

– ¿Tenerte en mis manos? ¿A qué te refieres?

– Ya sabes, que eres capaz de controlarme sexualmente, que puedes hacer de mí lo que quieras.

– No, no lo creo

– Pero, ¿te gustaría controlar mis orgasmos?, meterte en mi mente, hacer que me corra cuando menos me lo espere, controlar ese placer.

El rostro de Julia reflejaba esa expresión tan suya, que se formaba con una media sonrisa y sus ojos negros clavándose en mí, la usaba siempre que quería retarme. Se separaba ligeramente de mí, evitando la proximidad física y analizando mis reacciones. Era obvio que ella disfrutaba con aquello y a mí me ponía nervioso.

– ¿No lo hago? – Respondí.

Sonrió, aunque por su gesto, se intuía cierta duda sobre el tono irónico de mi comentario, y tras un breve silencio contestó.

– En cierto modo…

Ver la entrada original 2.152 palabras más

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s