Tinta Fresca: El tiempo de la profecía.

El tiempo de la profecía.

Gocho Versolari, Poeta

Todo se desliza. Los muebles, tus miradas,
tus pies desnudos que resbalan
en vez de desplazarse
por la carne sedosa de la alfombra. Todo
cae por la fuerza de las cosas.
Y me lleva. Y nos lleva
al abismo lento
que parece fumar
mientras el sol se dilata por la celosía
y los pájaros invisibles de la noche
entonan un coro de gruñidos.
En este deslizarse
espero el tiempo de la profecía,
cuando se rompa el vaso de cristal
que heredaste de tu abuela moribunda
antes que los peces se prendieran de su cuello
y la llevaran al mundo de lo etéreo.
Cuando veas al futuro como un perro verde
 junto a mi lecho,
empieza a despedirme con arrullos,
con esas danzas descalzas que me prodigabas
en el tiempo en que las águilas
se retorcían unas sobre otras; en el tiempo
en que no debíamos herirnos las palmas ni los dedos
para acariciarnos.
Bailarás en mi lecho. Mi silueta
será un brillo tenue.
Y luego nada.

_mg_9833_web_by_schia025-d8v2w1e (1)

GOCHO VERSOLARI

3 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.