Mordisco: Tu muerte aún cuelga del silencio

Te he visto llegar y partir,

acercarte, alejarte, morir,

resucitar, caer al precipicio

levantarte entre heridas y panes,

sobreponerte

a las levaduras inermes del insulto.

 

Te he visto

caer en las fatales hondonadas

que suelen abrirse entre sueño

y sueño,

 

Te he visto en vuelos azules

y en los cimientos de las ciudades destruidas.

te he visto tendida en lechos de serpientes

y emergiendo de volcanes

como la sombra del fuego y de la lava

En esta tarde mansa como un pan,

desciendes descalza de los cerros

y tus ojos no saben, no recuerdan

los horrores sin viento y sin medida.

Detenida,

postergada,

tu muerte aún cuelga del silencio.

 

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.