Mordisco: Nocturno (Fantasía tan sutil que aún dudo si fue escrita)

 

 

Y la noche sigue elevándose

azul,

cenicienta,

embadurnada

de insectos y desembocaduras.

La noche.

llena de claustros

de pergaminos cenicientos donde el tiempo

tejiera escarabajos de limo negro

y montañas de pesadez en las pupilas.

La noche,

tibio y blando bostezo de tu cuerpo

blanco y desnudo sobre el dorado trigo.

La noche, niña azul,

que aún sigue creciendo en mi locura

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.