Mordisco: Dame un puñado de silencios.

 

Dame un puñado de silencios.

No te los lleves. Los veo

sacudirse en lo profundo de tu puño

como una colonia de gusanos

vibrantes y brillantes.

Entregame los momentos ausentes.

Luego me marcharé

a los portales de la luna,

cubiertos de gaviotas negras,

de panes ajados

y de muerte

 

GOCHO VERSOLARI

 

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.