Mordisco: Dame un puñado de silencios.

 

Dame un puñado de silencios.

No te los lleves. Los veo

sacudirse en lo profundo de tu puño

como una colonia de gusanos

vibrantes y brillantes.

Entregame los momentos ausentes.

Luego me marcharé

a los portales de la luna,

cubiertos de gaviotas negras,

de panes ajados

y de muerte

 

GOCHO VERSOLARI

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s