Tinta Fresca: La inmensa noche de la vida

La inmensa noche de la vida

Gocho Versolari, Poeta

 

Cuando fui pastor

no pude conducir mis ovejas a la luz

y se ahogaron, 

se ahogaron

en la noche inmensa de la melancolía.

 

Entonces llegaste,

descalza en la mañana, 

cantabas y me dijiste que tu canto

podía colgarse de las nubes;

después,

me hablaste de tu madre,

y de tu antiguo novio. 

Mencionaste tus juegos de niña

y el futuro al que sentías

como otra voz de las estrellas.


Al regresar me esperaban mis ovejas,

intactas bajo la brisa tibia 

de la resurrección.

Fui a buscarte, pero ya no estabas;

alguien me dijo que te habías disuelto

en un vuelco del sol

Om_by_lunariya
Desde entonces

mi soledad juguetea con la estrella del sur

y las ovejas 

echan a rodar sus balidos

por la inmensa noche de la vida. 


GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.