Tinta Fresca: La inmensa noche de la vida

La inmensa noche de la vida

Gocho Versolari, Poeta

 

Cuando fui pastor

no pude conducir mis ovejas a la luz

y se ahogaron, 

se ahogaron

en la noche inmensa de la melancolía.

 

Entonces llegaste,

descalza en la mañana, 

cantabas y me dijiste que tu canto

podía colgarse de las nubes;

después,

me hablaste de tu madre,

y de tu antiguo novio. 

Mencionaste tus juegos de niña

y el futuro al que sentías

como otra voz de las estrellas.


Al regresar me esperaban mis ovejas,

intactas bajo la brisa tibia 

de la resurrección.

Fui a buscarte, pero ya no estabas;

alguien me dijo que te habías disuelto

en un vuelco del sol

Om_by_lunariya
Desde entonces

mi soledad juguetea con la estrella del sur

y las ovejas 

echan a rodar sus balidos

por la inmensa noche de la vida. 


GOCHO VERSOLARI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s