Mordisco: El Pan que se convierte en sol

Algunas luces se encienden
en pleno día,
cuando la lluvia lava el recuerdo de tu rostro,
tus huellas; toda señal
de tu presencia en el ayer; de tu presencia
que reventaba de sol
cuando llegaste descalza a la rampa de la tarde
y te deslizaste hasta el imperio del atardecer.

Algunos dirían que te acompañaron pájaros,
que picotearon tu alma y te hicieron girar
en la brisa desierta, leve,
aéreo cachalote que deviene azul
mientras el pasado reciente nos envuelve
y combates la grana melancolía de la lluvia
con esa presencia estallante que se actualiza
y se renueva
y tu desnudez que explota los claustros de la noche
y los desiertos que se vuelven prados
y el pan
y todo pan
que se convierte en sol.

 

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.