Mordisco: Memorias del infierno.

Cuando entro al infierno me sumerjo
en esas llamas que no queman mi carne;
tan sólo,
despiertan este ofidio melancólico y encabritado
que dormía en un recodo de mi pecho.

 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Tomas Allen Kopera

2 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.