Tatuajes

Corazones Idiotas

Me tatué los ojos con lagartos azules
para no tener que leer más palabras.

Cogí los cromos y pinté los dados,
la sangre me subió y dio la vuelta,
el mar hundido en el cielo esperando
a alguien que se sentó junto al infierno,
y se hizo de noche,
y los animales flotaron en mis sueños.

Me tatué las uñas con pistolas blancas
para no tener que pedir perdón nunca más.

Vacié los besos de sabor,
vertí las caricias lejos de las manos,
volé con el tiempo al infinito
que me esperaba escondido en el olvido,
y dejé de respirar el viento.

Entonces, sólo entonces,
me tatué los labios con otros labios,
deshice el silencio en palabras,
luego en frases,
y me dejé llevar por ti al calor de tu pecho.

Iñaki Navarlaz Rodríguez (Corazones idiotas)


Imagen de Stock Snap – editada

Ver la entrada original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s