Tinta Fresca: Me bebo el sol

Me bebo el sol

Gocho Versolari, Poeta

 

Escribo desde las primeras brumas

que desfilan delante de mis ojos

como un humo tenue,

invisible casi.


Veo un espacio detenido

con un pan,

un tallarín

y algunos peces de colores.


No te veo,

tan sólo las huellas de tus pies

húmedas

luego de esos baños de tina

en los que jugabas con los dragones

que descendían del cielo.


El cuarto muestra sus filigranas

con la forma de tus senos. 

Un alfiler se clava en la entresombra 

y no sé si afuera está el crepúsculo

o si es la aurora que derrite panes

y los arroja en goterones sobre el mundo.


La niebla tenue aumenta

y no sé si eres tú la que se acerca

o es el espíritu del mundo

dispuesto a abrazarme, 

a practicar conmigo una extraña parafilia

en la que el propio planeta

me despierte un deseo irresistible.

_mg_2765_web_by_schia025-d8cxdvi
Sólo cuando estás sobre mí

reconozco la redondez de tu seno izquierdo

y ese beber las brumas que me rodean

y ese dejar la luz inmensa

sin posibilidad de sombra,

con el silencio entero,

redondo

mientras tus pies se trepan a los míos

y afuera llega la mañana…


…ahora,

me bebo el sol. 


GOCHO VERSOLARI

2 Comments

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.