Tinta Fresca: Retrato de Sócrates

Retrato de Sócrates

Gocho Versolari, Poeta

 

A mi mesa solitaria se sentará Sócrates
con su rostro de mármol,
y un par de peces brillantes,  blancos
en los dos ojos.

Me platicará de su dolor en la cadera
de la dureza excesiva de su barba;
de ciertos piojos que devoran el bozo
por lo que no puede simbolizar el sol
al unirse al cabello.

Sócrates hará referencia a las mujeres,
pero sólo murmurará algo
incomprensible.

Por la ventana se deslizará Grecia
como una amada tenue
vestida con túnica,
descalza,
mirando de reojo las figuras
que siguen dialogando en el improvisado areópago
de la sala.

dear_ghost____by_leona_snow-d6k6gtb.png

Y Sócrates me hablará de su melancolía,
del río oscuro y ceniciento
que nos atraviesa por las noches
el que arrastra imperceptibles capas
de nosotros.

En tanto el cielo arde
con una pasión incontenible.
El Hades remeda las auroras de la tierra
y Sócrates se convierte en pez,
en asno,

en enano

y luego en roca.

GOCHO VERSOLARI

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.