Autorretrato

Jesús Pacheco Pérez

Soy insensible, sí.

A veces siento que tengo el arma en mi cabeza,
que no funciona con balas
sino con pensamientos.

Soy frío, sí. Como el glaciar.
Porque a la noche no temo
y en la sombra de mi sombra vivo,
como la oscuridad del corazón más muerto,
soy frío e insensible,
no siento nada que no haya rozado mi piel,
no siento el huracán hasta que eriza mi cuerpo,
no siento el fuego hasta que incendia mi pecho,
no siento la muerte hasta que duerme la razón.

Quizá no sea tan insensible
si he engañado más de una vez al mundo,
si he fingido ser un poeta romántico
cuando solo he arañado mi alma
y he dejado caer unas gotas de sangre negra
que parecía poesía.

Me miro al espejo y, fugazmente,
vuelvo a ver la escarcha
y aparece el petricor de cada mañana.

Solo hay una persona que…

Ver la entrada original 608 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s