El cotillón

Luna Paniagua

EL COTILLÓN

Apuro mi segunda copa sin dejar de preguntarme qué demonios hago yo aquí, si no me gustan los cotillones. Pero claro, cuando el chico que te gusta te propone que vayas a uno todo cambia. Aunque te lo diga la misma mañana del 31 de diciembre, no tienes más remedio que llamar a tus amigas y decirles que ya no sales con ellas. Que tu amor platónico desde hace dos años por fin se ha dado cuenta de que existes y vuestro principio de cuento de hadas va a ser esa misma noche.

Ver la entrada original 214 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s