Vídeo Poema: Placeres Negros, Silencios Rojos

Vídeo Poema: Placeres Negros, Silencios Rojos.

Gocho Versolari, Poeta

 

 

“Una tormenta aguda
como la punta del puñal
que me matara en tantas existencias,
atraviesa mi vientre,
trepa a mi esternón
para clavarse con esa pasión de las lanzas de Homero
que sólo conocían la furia,
el deseo oscuro de rasgar la carne…”

Me escuchas, me contemplas
sentada en el tercer banco del parque.
Una traspiración lenta con olor a lilas
deriva por tu escote:
(río que promete
placeres negros,
silencios rojos).

Y te hablo de esta tormenta en la tarde tranquila
y de ese puñal lustroso,
virtual,
invisible,
silente,
que con afán de siglos
rasga ahora los puntos de mi cuerpo
y de paso destroza el arenero
y si en un par de horas hiciéramos el amor
en la buhardilla sofocante,
la daga insaciable nos atravesaría
en una mezcla de suprema unión
y de holocausto.

He logrado excitarte. Siempre lo consigo
con fábulas sangrientas.
Tus pezones son dos torres
bajo el lino liviano de tu bata.
En la comisura de tu boca
la humedad dibuja rulos
y líneas de vapor muy tenue
crecen desde tus hombros;
crecen desde tu sexo.

En tanto la daga enloquecida
recorre jadeante el solitario parque.
Cuando llegue la noche detendrá solitarios
y ya en el filo de la aurora,
el cielo dibujará rizos y mechones
sobre la cabellera de la muerte
que paseará su cuerpo voluptuoso
por el gastado callejón del sur.

GOCHO VERSOLARI

 

GLOSAS

851e3db763fdcefadd5268582835a0ce

Muerte negra y muerte roja;
pájaros sangrantes en tus ojos.

Atardece en el país desconocido
y hay brisas de resurrección en la mañana.

Tu deseo convoca el amor
convoca la vida
y la muerte

Mi deseo abre tu pecho
y exhuma pájaros que llevan en sus plumas
las luces y las muertes
de todas las auroras.

 

Gocho Versolari

Comenta. Comenta. Son importantes tanto las caricias como las bofetadas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.